Católicos y judíos celebraron los 50 años de la Nostra Aetate

25 de noviembre de 2015

Fuente: AICA

San Juan de Santa Bárbara de Heredia (Costa Rica) (AICA): El Secretariado del Episcopado de América Central (Sedac) y el Congreso Judío Latinoamericano (CJL), conmemoraron los 50 años de la declaración Nostra aetate, en el marco de una actividad realizada el lunes 23 de noviembre en la Casa San Benito de la Congregación Salesiana de San Juan de Santa Bárbara de Heredia, Costa Rica. Referentes católicos y judíos subrayaron el mensaje del documento del Concilio Vaticano II y recordaron que el papa Francisco, en la audiencia general del 28 de octubre, destacó que “de enemigos y extraños nos hemos vuelto amigos y hermanos”.

El Secretariado del Episcopado de América Central (Sedac) y el Congreso Judío Latinoamericano (CJL), conmemoraron los 50 años de la declaración Nostra aetate, en el marco de una actividad realizada el lunes 23 de noviembre en la Casa San Benito de la Congregación de los Salesianos Don Bosco, de San Juan de Santa Bárbara de Heredia, Costa Rica.

Participaron del acto el arzobispo de Panamá y presidente de la Sedac, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta y los cardenales Sean O’Malley (Boston, Estados Unidos), Leopoldo Brenes (Managua, Nicaragua) y José Luis Lacunza (David, Panamá), además del director ejecutivo del CJL, Claudio Epelman, y el presidente del Centro Israelita Sionista de Costa Rica, Gilbert Meltzer, entre otros prelados centroamericanos y referentes de la comunidad judía.

La declaración Nostra aetate, del 28 de octubre de 1965, sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas, marca un hito importante en la historia de las relaciones entre judíos y católicos.

Los papas a lo largo de estos cincuenta años han promovido iniciativas para profundizar en el conocimiento mutuo entre los cristianos y los judíos, siguiendo las orientaciones de esta declaración conciliar.

El papa Francisco, al referirse a la declaración, afirmó que en estos cincuenta años la relación entre cristianos y judíos, la indiferencia y oposición, dieron paso a la colaboración y a la benevolencia y además dijo que la declaración nunca pasará de moda.

“De enemigos y extraños nos hemos vuelto amigos y hermanos”, afirmó en la audiencia general del miércoles 28 de octubre de este año.

Epelman destacó que ese día una delegación del Congreso Judío Mundial fue recibida por el Papa en el Vaticano. “Se trató de la segunda vez en la historia en la que un Papa habló a una audiencia católica sobre el judaísmo y la relación con los judíos”, aseguró y consideró que “fue un hecho histórico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *