Archivo de la categoría: Acton Joven

Nuestro programa Acton Joven está dirigido especialmente a los jóvenes inquietados por las ideas que fundamentan una sociedad libre y virtuosa. Por tal motivo, nos reunimos mensualmente en encuentros que buscan ser amigables y descontracturados, pero a la vez intensos y fructíferos. Debatimos acerca de un tema acordado con anterioridad. Un profesor expone sus ideas y luego se abre un espacio de preguntas y respuestas, orientado a seguir profundizando en el entendimiento y afianzamiento de argumentos sólidos. Acton Joven se inscribe así dentro de la misión del Instituto Acton como uno de sus pilares fundamentales: estamos convencidos de que la formación intelectual de los jóvenes los conduce a la toma de decisiones más conscientes y adecuadas para las circunstancias sociales que les toque transitar. De este modo, esperamos colaborar con la formación de un mundo mejor.

Los precios (colapsados) de la energía – Ramiro Berraz

Julio de 2016

Por Ramiro Berraz

Hace unos días, la Cámara Federal suspendió el aumento del gas en Córdoba, y hoy la cuestión de las tarifas ya está en boca de todos. Mucho hemos escuchado sobre el hecho de que el sistema energético está colapsado en la Argentina, como así también el sistema de precios que ello encierra. Pero, ¿qué es lo que implica el aumento de las tarifas? ¿Cómo se relaciona ello con el sistema de precios? ¿Qué consecuencias trae un “tope” en el aumento de las tarifas? Para responder a todas estas preguntas es necesario remontarnos a lo que fue pasando durante algunos años en materia energética.

En 1946 se fundó la empresa Gas del Estado dedicada a la comercialización y distribución del gas natural en todo el país. Sin embargo, la empresa fue privatizada en 1992 dividiéndose en 11 sociedades. Desde ese momento y hasta el 2004 la tarifa residencial era única, y no dependía del nivel de consumo. Sin embargo, a partir del 2004 se segmentó el consumo en distintas categorías y subcategorías que conformaron el cuadro tarifario actual. Para nuestro análisis es importante mencionar que en 1992 también se creó el Ente Nacional Regulador del Gas que tiene como misión “dictar las normas a las que debe atenerse la correcta prestación del servicio”. En todo esta historia, entra el problema de las tarifas actual. El retraso de las mismas en materia energética -debido a que el componente fijo no se actualizaba desde hace 23 años, y que el componente variable no lo hacía desde hace 20- provocó que el poder ejecutivo aumentara el precio. Sin embargo, se estableció un tope retroactivo del 400% de la factura del mismo período (abril) del año anterior.

Todo este cóctel descripto debe ser analizado con cautela. Aparte de que el gobierno regula la distribución y comercialización del gas, me gustaría centrar la atención en el tema de los precios que, en última instancia, nos afecta a todos. Como sabemos, los precios dependen del valor subjetivo que los individuos tienen de los bienes y el sistema de precios se asemeja a un tablero de señales, en el cual las diferentes valoraciones de las personas y empresas conforman la oferta y la demanda que encuentran su punto de equilibrio en el precio de mercado. Esto, claro está, se produce cuando no intervienen factores exógenos al mercado. Con lo cual, es importante aclarar que en una economía de mercado o en una economía libre el precio no depende del costo de un producto, sino que depende de la valoración (subjetiva) de las personas. Es necesario admitir que el costo influye en la determinación del precio pero no lo define.

El entramado del aumento de las tarifas tiene varias aristas. La más importante es que es el gobierno quien establece, a través de decretos, y sutilmente a través del ente regulador, el precio que debe tener el gas. Estos días, indicó un tope de 400% sobre el total de la factura respecto del mes pasado. Como bien escribió el juez Ricardo Rojas: “Si el tope del 400% es al importe de la factura que pagaste en abril, el Estado te estará regalando todo el gas que consumas más allá del 400%”. Con lo cual, en última instancia, el gobierno está fijando un precio máximo del gas. Esta situación trae varias consecuencias. La mas importante de ellas es que el precio máximo, en muchos casos, va a ser menor que el precio de mercado. Esto trae aparejado un aumento de la demanda, generando un faltante artificial. Con lo cual, el hecho de que el poder político establezca el precio de un bien, trae como consecuencia mayor escasez de ese bien. Si, por el contrario, el gobierno, incluyendo los tres poderes del Estado, hubiese dejado que el precio del gas fluctúe según la oferta y la demanda, la situación hubiese sido diferente y no sería necesario pedirle a las personas que ahorren energía. Probablemente, en el largo plazo, el objetivo sea que el precio lo determine el mercado, debido a que los precios ya aumentaron y lo seguirán haciendo. Pero el hecho de que el gobierno los siga manejando es algo que es necesario que se modifique para que puedan entrar nuevos competidores al mercado y, de esa manera, los consumidores puedan tener la libertad de elegir.

Entonces, en un mercado abierto, el aumento de los precios nos indica que hay algo que está pasando que llamará la atención de los empresarios para que giren sus recursos a esa industria debido a que, probablemente, tendrán mayor rentabilidad. Sin embargo, en este caso, no existe un precio real, debido a que sigue controlado por el poder político, con lo cual el empresario no lo ve atractivo para invertir. En definitiva, la señal está siendo manipulada. Esto trae como consecuencia que el capital invertido per cápita sea muy pobre; con lo cual es de esperar que el precio siga aumentando por la escasez que genera esa situación, sumada al faltante artificial generado por el aumento de la demanda explicado anteriormente. Entonces, el problema sigue siendo que la distribución y comercialización de gas está, en última instancia, centralizada y monopolizada por el poder político y sus entes reguladores.

En este escenario, se intentó que las personas con menos recursos sean las más beneficiadas aplicando la tarifa social. Sin embargo, la tarifa social es otro de los problemas que encierra el precio máximo (que se viene sosteniendo hace mas de 20 años), no solamente por los problemas económicos que ésta encierra, ya que quita recursos de un sector para colocarlos en otro, sino también porque se continúa pensando que el poder político es el que, en ultima instancia, “será el salvador”. En definitiva, el nivel de los precios no depende de la buena o mala voluntad del gobernante de turno o de las personas, sino de las valoraciones subjetivas de los individuos en el mercado y las consecuencias que generan los intercambios. Pero debe haber un contexto legal que favorezca el surgimiento de nuevos y mejores competidores en el mercado que logren brindar un mejor servicio a la sociedad.

Las personas cambian el mundo, no las ideas – Teófilo Silveyra

Junio de 2016

Testimonio de Acton University 2016 – Por Teófilo Silveyra

Somos la ONU, dije. Los que estaban conmigo se rieron, ya que ciertamente parecíamos las Naciones Unidas.

Un polaco, un estadounidense, un pakistaní; una venezolana, tres italianos y un argentino. Dos estudiantes, un actor, dos periodistas, un emprendedor, un comunicador social y un sacerdote. De 20 a 45 años. La verdad es que conformábamos un grupo sociológicamente inclasificable. Solo dos rasgos nos habían congregado: estábamos en Grand Rapids porque creíamos en el valor de la libertad y porque queríamos encontrar un buen bar de cerveza artesanal. Seguir leyendo Las personas cambian el mundo, no las ideas – Teófilo Silveyra

La teoría del valor de los bienes – Victoria Maneiro

Por Victoria Maneiro

Junio de 2016

“Fuimos hechos para tí Señor,
y nuestro corazón está inquieto

hasta que descanse en tí”
San Agustín, Confesiones, Libro Primero, I,1

Entender esta teoría es fundamental para esclarecer si en la rutina diaria se debe cuestionar un precio como injusto o inmoral. Es común vivenciar cómo todos los días pensamos las elecciones que tomamos con respecto a los bienes y servicios que consumimos: ¿Cuánto me llenará? ¿Me servirá para conseguir tal objetivo? ¿Cuánto durará en el tiempo? Dependiendo de la respuesta, meditamos también si estamos dispuestos a pagar o no un <precio> pero que a la vez, intrínsecamente, le adjudicamos un <valor> a la cosa. Seguir leyendo La teoría del valor de los bienes – Victoria Maneiro

Por qué importan las ideas – Florencia Bazet

Mayo de 2016

Por Florencia Bazet

Por sus frutos los conoceréis (Jesús, 32 D.C.)

All’s well that ends well (Shakespeare, 16XX D.C.)

Todos hemos visto alguna película de Hollywood en la que la trama consiste en un héroe que debe enfrentarse a monstruos, aliens o agentes del mal que intentan aniquilar o someter la raza humana. Explosiones, estallidos, estruendos y efectos especiales caracterizan estas películas, en donde se ve cómo puentes, monumentos y edificios se derrumban en la lucha por destruir al villano. Toda esta destrucción queda justificada por el noble intento de salvar a la humanidad. No importa a qué costo.

Seguir leyendo Por qué importan las ideas – Florencia Bazet

Comentario sobre “La Rebelión de las masas” – Ramiro Berraz

Instituto Acton

Por Ramiro José Berraz

 

“La vida pública no solo es política, sino, a la par y aun antes, intelectual, moral, económica, religiosa…”
Ortega y Gasset

José Ortega y Gasset escribió “La Rebelión de las masas” en un contexto mundial muy diferente al actual pero que, en la sustancia, pareciera ser que habla hoy. Durante el período de entre guerras comenzó a analizar la aglomeración social y con ello la muchedumbre. Este fenómeno sucede cuando desde 1800 a 1914 la población europea asciende de 180 millones a 460 millones. Estas “aglomeraciones de seres humanos” es lo que llama la atención del autor y denuncia que “los principios en que se apoya el mundo civilizado – el que hay que sostener – no existen para el hombre medio actual. No le interesan los valores fundamentales de la cultura, no se hace solidario de ellos, no está dispuesto a ponerse en su servicio”. Por otro lado, en 1939, año de la publicación del libro, comienzan a aparecer los movimientos totalitarios y los sindicatos en Europa, ambos aglutinadores de masas. Bajo estas tendencias, el autor indica que “el hombre no quiere dar razones ni tener razón, sino que, sencillamente, se muestra resuelto a imponer sus opiniones”. Seguir leyendo Comentario sobre “La Rebelión de las masas” – Ramiro Berraz

Ateneo Acton Joven: La teoría del valor – Luisa Zorraquín

El martes 29 de marzo nos reunimos en nuestro segundo encuentro del Ateneo Acton Joven. En este caso, nos acompañó Luisa Zorraquín, quien desarrolló la teoría del valor subjetivo de los bienes, noción fundamental para quienes queremos entender en profundidad el liberalismo clásico.

Muchas gracias a Luisa y a todos los que nos acompañan en este camino de formación.

Invitamos a quienes quieran sumarse a escribirnos a info@institutoacton.com.ar.

Aquí les compartimos el video de nuestro encuentro:

Ateneo Acton Joven: ¿Por qué importan las ideas? – Gabriel Zanotti

El martes 1ero de marzo de 2016 a las tuvimos el primer encuentro del grupo Acton Joven en su nuevo formato “Ateneo Acton Joven”.

Tuvimos un interesantísimo debate acerca de la importancia de las ideas y del desarrollo de la vida intelectual, acompañados por nuestro gran maestro Gabriel Zanotti. Seguir leyendo Ateneo Acton Joven: ¿Por qué importan las ideas? – Gabriel Zanotti

Acton University 2015: Una experiencia enriquecedora

Por Constanza Capatti 

Acton University en tres palabras es un “mimo al alma”. Es un espacio donde podemos profundizar en nuestra fe así como en ideas de economía de libre mercado que defendemos, y las cuales creemos que pueden hacer mucho bien a un mundo hambriento de mejoras. En ActonU filosofía, teología cristiana y economía se encuentran para entrelazarse y nutrirse mutuamente en un programa de cuatro días a través de conferencias insuperables, profesores fuera de serie y compañeros excepcionales.

La conferencia es también un descanso para muchas personas que compartimos inquietudes profundas sobre cómo curar la pobreza desde una perspectiva diferente. Este ángulo distinto supone una mirada más abarcativa en la cual no nos centramos en qué causa la pobreza sino en lo que genera la riqueza. Este enfoque es mucho más ad hoc a la riqueza y al valor del hombre donde su capacidad creadora y creativa nos impide catalogarlo como un problema, sino que nos invita a verlos como la solución que efectivamente son, interpelándonos a acompañarlos en el proceso de hacerse dueños de su propio destino.

Las personas que asistimos a esta conferencia, nos sentimos muy hermanadas unas con otras, no solo en este anhelo profundo de cambiar la realidad que nos rodea, y muchas veces nos angustia, sino en involucrar a las personas que están deseosas por progresar y que más se beneficiarían con el cambio. Buscamos tratarlas de igual a igual, de ver en cada una de ellas un alma ansiosa de florecer, de prosperar, de crecer y no simplemente de sobrevivir. Esos cuatro días renuevan nuestras energías para seguir aproximándonos al problema desde una perspectiva mucho más enriquecedora,  aunque exigente y demandante. Nos anima a seguir buscando en nuestros países soluciones duraderas y maduras, y no necesariamente fáciles y rápidas.

La conferencia es tan única que es imposible e injusto resumirla en tan pocas palabras. No solo es un espacio en el cual se enriquece nuestra alma y espíritu. Es también un lugar donde descubrimos nuevas y grandes amistades, donde conocemos personas de todo el mundo, donde aún tan distintas, las sentimos tan iguales. En ActonU, donde participan más de 1000 personas de aproximadamente 60 países, no debería sorprendernos compartir una mesa con un pastor de Uganda involucrándose en la unión de las distintas etnias de su país, un sacerdote de Kenya anhelando la prosperidad de los miembros de su comunidad o un joven evangélico de Nueva York influyendo con sus ideas de la libertad religiosa en el centro de estudios de su universidad. Todos distintos, pero aun así, todos volcando sus talentos, capacidades e inquietudes en mejorar la realidad que los rodea e interpela. ActonU es una escuela de vida, donde aprendemos a no mirar para el costado, a no ser indiferentes con las personas que nos rodean, a estar siempre despiertos y atentos, a responder sin excluir a nadie, y sobre todo a hacerlo SABIAMENTE, partiendo de los fundamentos últimos y no de meros sentimentalismos.

Por último, ActonU es también una gran oportunidad para conocer profesores expertos en su área de estudio, a un staff incondicional con la misión y visión del Acton Institute y por qué no al Acton Unicorn (@ActonUnicorn). ¡¡Quienes no fueron tendrán que ir para no perderse este último personaje!!