Archivo de la etiqueta: Benedicto XVI

BENEDICTO XVI: “LA IGLESIA NECESITA PASTORES QUE RESISTAN A LA DICTADURA DEL ESPÍRITU DEL TIEMPO”

16 de julio de 2017

Fuente: Religión en Libertad

 

El cardenal Meisner, arzobispo emérito de Colonia, falleció el pasado 5 de julio y este sábado se celebró una Misa funeral en la catedral de Colonia, presidida por el cardenal Woelki. Durante la celebración, se leyó una carta enviada por el Papa emérito Benedicto XVI, íntimo amigo del purpurado, en la que afirmaba que había hablado telefónicamente con él un día antes de su muerte. Seguir leyendo BENEDICTO XVI: “LA IGLESIA NECESITA PASTORES QUE RESISTAN A LA DICTADURA DEL ESPÍRITU DEL TIEMPO”

Benedicto XVI: “Contra el ateísmo y el radicalismo integralista sirve una concepción de Estado que convenza” – Federico Cenci

Por Federico Cenci

Fuente: Zenit 

20 de abril de 2017

  “La contraposición entre las concepciones de un Estado radicalmente ateo y el surgir de un Estado radicalmente religioso en los movimientos islamistas, conduce en nuestro tiempo a una situación explosiva, cuyas consecuencias sentimos cada día”. Cuatro años han pasado de la renuncia de Benedicto XVI al pontificado, pero su lúcida visión sigue iluminando. Seguir leyendo Benedicto XVI: “Contra el ateísmo y el radicalismo integralista sirve una concepción de Estado que convenza” – Federico Cenci

El problema de la razón moderna y el Estado de Derecho según Joseph Ratzinger – Daniel Herrera

Por Daniel Herrera
(Prof. Filosofía del Derecho, UCA)

1. Planteo de la cuestión.

Para esta presentación venía trabajando en otro tema y ya la tenía medio armada, hasta que el 11 F (como se dice ahora) cambió la historia y también la historia de mi disertación. Más allá que a diferencia de otros días muy anunciados y esperados en los que finalmente no pasó nada, el 11 F no se esperaba nada especial, parecía que iba a ser un día como cualquier otro y sin embargo ese día se produjo un acontecimiento absolutamente extraordinario, fuera de lo común, como fue el hecho de la renuncia del Papa con todas las connotaciones que eso implica en cualquier sucesión papal y especialmente por la particularidad de la situación y que sin perjuicio de estar contemplada en el derecho canónico no ocurría desde hace más de 600 años, modificando a futuro la idea instalada de que el papado es un cargo necesariamente vitalicio. En este caso especial, se trata de un gran Papa, verdadero maestro, pastor y padre. Se trata del Papa Ratzinger, Benedicto XVI. Seguir leyendo El problema de la razón moderna y el Estado de Derecho según Joseph Ratzinger – Daniel Herrera

El camino intelectual y espiritual de Rantzinger – Pablo Gianera

Diciembre de 2016

Por Pablo Gianera

Fuente: Revista Criterio  / (Revista impresa nº 2432, 2016)

 

El itinerario vital de Joseph Ratzinger es impensable al margen de su evolución intelectual. A partir de la lectura de sus escritos más autobiográficos –y es necesario incluir entre ellos sus volúmenes de conversaciones con Peter Seewald–, resulta difícil no concluir que no existían para él las casualidades, que los de las ideas y de la acción eran mundos indiferenciados. Esto le quedó claro ya muy temprano cuando, al lado de su carrera académica, optó por ser ordenado sacerdote. Fue en la catedral de Frisinga el día de San Pedro y San Pablo de 1951. El arco cronológico que une ese día con su papado enmarca una de las aventuras espirituales más significativas de nuestro tiempo. Seguir leyendo El camino intelectual y espiritual de Rantzinger – Pablo Gianera

Conmemoración del 65 aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa emérito Benedicto XVI

7 de julio de 2016

Fuente: Vatican.va

 

Sala Clementina
Martes 28 de junio de 2016

PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

Santidad:

Hoy festejamos la historia de una llamada que inició hace sesenta y cinco años con Su ordenación sacerdotal, que tuvo lugar en la catedral de Frisinga el 29 de junio de 1951. Pero, ¿cuál es la nota de fondo que recorre esta larga historia y que desde aquel primer inicio hasta hoy la domina cada vez más? Seguir leyendo Conmemoración del 65 aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa emérito Benedicto XVI

La mole del mal y la misericordia, según el teólogo Ratzinger – José Luis Restán

23 de marzo de 2016

Por José Luis Restán

Fuente: Religión en Libertad

L’Osservatore Romano ha publicado una entrevista realizada por el teólogo jesuita Jacques Servais al Papa emérito Benedicto XVI, contenida en un libro que recoge las actas de un Congreso organizado por la Compañía de Jesús en octubre de 2015. En realidad el texto había sido leído públicamente por Mons. Gänswein en dicho Congreso, pero hasta el momento era desconocido para el público. Lo más impresionante de su lectura es que vemos en acción, una vez más, la viveza y creatividad del teólogo Ratzinger, atentísimo a la encrucijada histórica del mundo y de la Iglesia. Seguir leyendo La mole del mal y la misericordia, según el teólogo Ratzinger – José Luis Restán

La ley de Benedicto – Samuel Gregg

16 de marzo de 2016

Por Samuel Gregg

Fuente: Public Discourse – Witherspoon Institute 

Pope Benedict XVI often ventured into venues historically hostile to the Judeo-Christian tradition. A new collection of essays discusses many of these speeches, probing the relationship of reason to religion, the West, and natural law. Seguir leyendo La ley de Benedicto – Samuel Gregg

Samuel Gregg

Director de investigaciones del Acton Institute de los EEUU. Para más información ver http://www.acton.org/about/staff/samuel-gregg

Benedicto XVI: La renuncia a la verdad es letal para la fe – Juan C. Sanahuja

Enero de 2016

Por Juan C. Sanahuja

Fuente: Infocatólica

Cientos de alumnos de la Pontificia Universidad Urbaniana, escucharon con atención el mensaje que el Sumo Pontífice Emérito, Benedicto XVI, ha enviado con ocasión de la inauguración de un aula magna que lleva su nombre. El papa emérito ha advertido que el diálogo no puede sustituir a la misión evangelizadora y ha advertido que «aunque la renuncia a la verdad parece real y útil para la paz entre las religiones del mundo. Y aún así, sigue siendo letal para la fe». Además, ha señalado que «el hombre se hace más pequeño, no más grande, cuando no hay espacio para la mirada dirigida a Dios». Seguir leyendo Benedicto XVI: La renuncia a la verdad es letal para la fe – Juan C. Sanahuja

Hay impureza en el corazón del hombre y otra que llega de fuera: Benedicto XVI a sus ex-alumnos

Fuente: Aletheia / ReL

http://www.religionenlibertad.com/hay-impureza-en-el-corazon-del-hombre-y-otra-que-llega-44641.htm

1 de septiembre de 2015

“Verdad, amor y bondad que vienen de Dios hacen al hombre puro, y verdad, amor y bondad se encuentran en la Palabra, que libera del ‘olvido’ de un mundo que no piensa más en Dios”, dijo el Papa emérito Benedicto XVI explicando la “purificación del corazón” al celebrar la misa este domingo 30 de agosto en la iglesia del Camposanto Teutónico en el Vaticano. Seguir leyendo Hay impureza en el corazón del hombre y otra que llega de fuera: Benedicto XVI a sus ex-alumnos

Sobre los diez mandamientos y EEUU

Por Gabriel J. Zanotti

La Corte Suprema del estado de Oklahoma ha aprobado que el monumento a los 10 mandamientos debe ser tirado abajo: http://insider.foxnews.com/2015/06/30/court-10-commandments-monument-must-come-down-okla-capitol. Esta decisión es oportunidad para que reflexionemos una vez más en la relación entre Cristianismo y Liberalismo clásico.

Hemos dicho muchas veces que los derechos individuales de la tradición anglosajona tienen su origen en el Judeo-Cristianismo, y que por eso la Declaración de la Independencia de los EEUU tiene plena coherencia en decir que Dios a intitulado a los seres humanos de los siguientes derechos, a saber…. Para custodiar los cuales se sanciona luego la Constitución de los EEUU en 1787.

Los laicistas –no la laicidad cristiana- quieren barrer con toda influencia religiosa en la vida pública, al confundir “pública” con “estatal”. Que una nación como los EEUU reconozca a Dios como origen de los derechos individuales, lejos de ser un signo de intolerancia para los no creyentes, da a estos últimos su máxima libertad, al fundamentar la libertad religiosa no el capricho del gobernante sino en el reconocimiento de la ley natural emanada de Dios a través de la naturaleza humana. Los 10 mandamientos son aquello que precisamente promulgó Dios explícitamente, en una época de gran rudeza, para recordar las normas elementales de justicia y la noción de persona, que hubiera sido casi imposible que surgiera en Occidente sin esta especial intervención de Dios.

Pero contrariamente a lo que pudiera parecer, esto no implicó en los pensadores cristianos, en cuanto al Derecho, ningún tipo de clericalismo. Benedicto XVI, a quien obviamente los jueces de Oklahoma no han leído, escuchado o entendido, lo dice claramente: “….¿Cómo se reconoce lo que es justo? En la historia, los ordenamientos jurídicos han estado casi siempre motivados de modo religioso: sobre la base de una referencia a la voluntad divina, se decide aquello que es justo entre los hombres. Contrariamente a otras grandes religiones, el cristianismo nunca ha impuesto al Estado y a la sociedad un derecho revelado, un ordenamiento jurídico derivado de una revelación. En cambio, se ha remitido a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho, se ha referido a la armonía entre razón objetiva y subjetiva, una armonía que, sin embargo, presupone que ambas esferas estén fundadas en la Razón creadora de Dios.” (http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2011/september/documents/hf_ben-xvi_spe_20110922_reichstag-berlin.html) Y sigue: “…………….Así, los teólogos cristianos se sumaron a un movimiento filosófico y jurídico que se había formado desde el siglo II a. C. En la primera mitad del siglo segundo precristiano, se produjo un encuentro entre el derecho natural social, desarrollado por los filósofos estoicos y notorios maestros del derecho romano. De este contacto, nació la cultura jurídica occidental, que ha sido y sigue siendo de una importancia determinante para la cultura jurídica de la humanidad. A partir de esta vinculación precristiana entre derecho y filosofía inicia el camino que lleva, a través de la Edad Media cristiana, al desarrollo jurídico de la Ilustración, hasta la Declaración de los derechos humanos y hasta nuestra Ley Fundamental Alemana, con la que nuestro pueblo reconoció en 1949 “los inviolables e inalienables derechos del hombre como fundamento de toda comunidad humana, de la paz y de la justicia en el mundo”.

O sea que la Fe Cristiana no dicta directamente lo que es justo sino que influye en la razón humana para que ésta, ayudada por la Fe pero mediante sus propios procedimientos, pueda reconocer lo que es justo: “…….A este punto, debería venir en nuestra ayuda el patrimonio cultural de Europa. Sobre la base de la convicción de la existencia de un Dios creador, se ha desarrollado el concepto de los derechos humanos, la idea de la igualdad de todos los hombres ante la ley, la conciencia de la inviolabilidad de la dignidad humana de cada persona y el reconocimiento de la responsabilidad de los hombres por su conducta. Estos conocimientos de la razón constituyen nuestra memoria cultural. Ignorarla o considerarla como mero pasado sería una amputación de nuestra cultura en su conjunto y la privaría de su integridad. La cultura de Europa nació del encuentro entre Jerusalén, Atenas y Roma; del encuentro entre la fe en el Dios de Israel, la razón filosófica de los griegos y el pensamiento jurídico de Roma. Este triple encuentro configura la íntima identidad de Europa. Con la certeza de la responsabilidad del hombre ante Dios y reconociendo la dignidad inviolable del hombre, de cada hombre, este encuentro ha fijado los criterios del derecho; defenderlos es nuestro deber en este momento histórico.” Esto corresponde con lo que Benedicto XVI ha llamado razón pública cristiana. Aceptando de Rawls que las razones que se esgrimen en la vida pública tienen que ser aceptables para creyentes y no creyentes, lo corrige sin embargo al afirmar que el creyente puede afirmar desde su propio horizonte cuestiones que el no creyente puede entender, y en este caso, algo que compete a los derechos de todos –creyentes y no creyentes- en cuanto personas: la libertad religiosa y la sana laicidad del estado, esto es, la sana distinción entre la esfera estatal y la esfera religiosa, influyendo esta última, sin embargo, en la conciencia de los legisladores a través del reconocimiento de lo que es natural a la persona.

Los jueces de Oklahoma no sólo han mostrado públicamente su ignorancia de todo esto, sino que han evidenciado una vez más un punto en el cual, paradójicamente, algunos tradicionalistas católicos estarían de acuerdo: que EEUU no tiene NADA que ver con el Cristianismo. Eso los pone a estos últimos en una especial paradoja. Si están en desacuerdo con este fallo, es que reconocen entonces que EEUU, y por ende el liberalismo clásico que le dio origen, tenía mucho más que ver con el Cristianismo que lo que ellos mismos dicen….

Problema que no tiene Benedicto XVI: “……….Desde el alba de la República, como usted ha observado, Estados Unidos ha sido una nación que valora el papel de las creencias religiosas para garantizar un orden democrático vibrante y éticamente sano. El ejemplo de su nación que reúne a personas de buena voluntad independientemente de la raza, la nacionalidad o el credo, en una visión compartida y en una búsqueda disciplinada del bien común, ha estimulado a muchas naciones más jóvenes en sus esfuerzos por crear un orden social armonioso, libre y justo. Esta tarea de conciliar unidad y diversidad, de perfilar un objetivo común y de hacer acopio de la energía moral necesaria para alcanzarlo, se ha convertido hoy en una tarea urgente para toda la familia humana, cada vez más consciente de su interdependencia y de la necesidad de una solidaridad efectiva para hacer frente a los desafíos mundiales y construir un futuro de paz para las futuras generaciones.” (http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2008/february/documents/hf_ben-xvi_spe_20080229_ambassador-usa.html )

Laicistas por un lado, y tradicionalistas católicos antiliberales, parecen coincidir en que EEUU no tiene nada que ver con el Catolicismo. Ambos están equivocados.