Archivo de la etiqueta: libertad religiosa

Francisco: El antisemitismo en contrario a todo principio cristiano

9 de febrero de 2017

Fuente: AICA

Ciudad del Vaticano (AICA): El antisemitismo “en todas sus formas es contrario a todo principio cristiano y a toda visión digna del hombre”, expresó el papa Francisco al recibir este jueves en el Vaticano a los miembros de la Liga Antidifamación (ADL en inglés) la organización judía con sede en los Estados Unidos, fundada en 1913 para luchar contra la difamación al pueblo judío. Seguir leyendo Francisco: El antisemitismo en contrario a todo principio cristiano

Persecusión religiosa en EE.UU. – Jonathon Van Maren

No Christian persecution in the US?

Try telling that to these Christians

21 de noviembre de 2016

Por Jonathon Van Maren

Fuente: Life Site News

When I wrote in my column last week that many Christians voted for the Trump-Pence ticket because they felt that their communities were being threatened by the steady erosion of religious liberty under the Obama Administration, my assertion triggered a wave of emails, Facebook messages, and tweets accusing me of lying. Christians are not being targeted, my critics informed me, and it is ridiculous to say so. Seguir leyendo Persecusión religiosa en EE.UU. – Jonathon Van Maren

Libertad religiosa y libertad económica – Samuel Gregg

Religious Liberty and Economic Freedom[1]

15 de noviembre de 2016

Samuel Gregg

My subject is religious liberty and economic freedom. Concerning the first of these freedoms, one hardly need say that religious liberty is a subject of some urgency for many Christians today. In fact, in some cases, it is now literally a matter of life and death. Every day, it seems, we read of the brutal killing of Catholics and other Christians in the Middle East, in Africa, and in some parts of Asia. Sometimes this has more to do with ethnic and political rivalries than religion per se. It is also true that at least some of the violence against Christians flows precisely from antagonism toward Christianity as a religion. Seguir leyendo Libertad religiosa y libertad económica – Samuel Gregg

Samuel Gregg

Director de investigaciones del Acton Institute de los EEUU. Para más información ver http://www.acton.org/about/staff/samuel-gregg

Apostasía en el Islam, ¿hacia la libertad religiosa? – Emmanuel Pisani

por Emmanuel Pisani

Noviembre de 2016

Fuente: Revista Criterio[1]

¿Cuál es la situación del Islam en materia de libertad religiosa? El papa Francisco recordaba que “la libertad religiosa es un derecho intrínsecamente inherente a la naturaleza humana, a su dignidad, y es, además, un indicador de una sana democracia y una de las fuentes principales de la legitimidad del Estado… Resulta entonces incomprensible y preocupante que, hasta el día de hoy, en el mundo perduren las discriminaciones y restricciones de los derechos por el simple hecho de pertenecer y profesar públicamente una determinada fe. ¡Es inaceptable que, de hecho, subsistan verdaderas persecuciones por motivos de pertenencia religiosa! ¡También guerras! Esto hiere la razón, atenta contra la paz y humilla la dignidad del hombre.” ¿Es posible encontrar esta concepción en el Islam? El valor de la libertad de religión, de conciencia, de elección personal, ¿puede llevar a reconocer el “derecho” de un musulmán a cambiar de religión? ¿O semejante posición podría cuestionar los fundamentos mismos de la fe musulmana? Seguir leyendo Apostasía en el Islam, ¿hacia la libertad religiosa? – Emmanuel Pisani

Celebran entre los escombros de una Iglesia de Qaraqosh la primera misa tras la retirada del ISIS

31 Octubre de 2016

Fuente: Religión en Libertad

El arzobispo sirio-católico, Petros Mouché, ha visitado Qaraqosh la ciudad cristiana más importante de Irak, hasta hace apenas unos días en control de Estado Islámico. Y para ello ha acudido a la catedral que luce las grandes “cicatrices” de los combates donde ha celebrado entre los escombros la primera misa en más de dos años. Seguir leyendo Celebran entre los escombros de una Iglesia de Qaraqosh la primera misa tras la retirada del ISIS

¡Grande Pá! – Gustavo Irrazábal

1 de octubre de 2016

Por Gustavo Irrazábal

Fuente: Revista Criterio

Sucedió en Recoleta, en el bar La Biela. Dos chicas jóvenes, novias entre sí, se besaban en público, causando incomodidad a otros clientes del lugar. El mozo se acercó tímidamente para pedir que conservaran el decoro dentro del local. La reacción, como era de prever, fue explosiva y seguramente planificada de antemano: la organización de un “besazo” o “tortazo” frente al conocido café (que contó con más de 300 participantes de organizaciones defensoras de las “minorías sexuales”), y la denuncia de rigor al INADI. María Rachid, directora del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, inmediatamente dictaminó que se trataba de una actitud “sumamente discriminatoria”, ya que “todas las parejas y demostraciones de afecto deben ser tratadas por igual”.

Por su parte, la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del gobierno porteño lamentó en su comunicado, que “no siempre la realidad acompaña los avances legislativos”. Pero, en una simpática iniciativa para poner fin a esta situación, dicho organismo decidió brindar una capacitación a los casi 50 empleados de La Biela sobre “convivencia en la diversidad”, como modo de ayudarlos a liberarlos de “prejuicios y miradas estereotipadas”. Una especie de probation colectiva.

Es verdad que los legisladores están “avanzados” respecto del conjunto de la sociedad. Lo que no me queda claro es hacia dónde. Poco a poco nos vamos enterando que hemos votado gobernantes y legisladores para que nos “enseñen” la Verdad, a saber, que la educación que hemos recibido en nuestras familias, colegios o parroquias, la que nos ha inculcado los valores que inspiran nuestra vida, no son más que prejuicios atávicos, como ellos han descubierto providencialmente hace no más de cinco o seis años. Para quienes persistan en el “error” no hay derecho de propiedad (el dueño de un local no podrá decidir qué conductas son aceptables en él), tampoco libertad religiosa ni libertad de conciencia. Hay que reconocer, sin embargo, el encanto de este autoritarismo de rostro sonriente y comprensivo. Por el momento, nada de sanciones, sólo cursitos. El Gran Hermano también puede ser, cuando quiere, un Gran Papá.

Temo, entre otras cosas, por el futuro de las comunidades religiosas. ¿Qué pasará, por ejemplo, cuando un colegio religioso imparta contenidos que no se avienen a este nuevo dogma? ¿Y qué nos pasará a los sacerdotes cuando prediquemos el mensaje del Evangelio sobre estos temas o cuando nos neguemos a celebrar una “boda gay”? ¿Nos obligarán a hacer cursos de diversidad sexual? ¿O tal vez obliguen al arzobispo, confiando en el “efecto derrame”? O quizás un día el Gran Papá pierda la paciencia y nos amenace con la cárcel. Suerte que el papa Francisco vive en Roma…

Un informe de la administración Obama identifica libertad religiosa con intolerancia

Octubre de 2016

Fuente: Religión en Libertad

Desde hace años, los obispos norteamericanos incluyen la libertad religiosa entre las causas por las que rezar prioritariamente, y entre los principios que exigir a un candidato antes de votarle.

La creciente influencia del laicismo y la implacable implantación de la dictadura de género, así como el compromiso de la Administración Obama con el negocio del aborto (el célebre “mandato abortista” que ha intentado acabar, por ejemplo, con la labor social de las Hermanitas de los Pobres) hacen sentir ya a todos los estadounidenses que uno de los principios sobre los que se estableció su nación puede desaparecer. Un caso que lo evidencia es el informe al que hace referencia Leone Grotti en un reciente reportaje en Tempi:

La “libertad religiosa” seguirá siendo un concepto «hipócrita» mientras siga siendo «un sinónimo de discriminación, intolerancia, racismo, sexismo, homofobia, islamofobia, supremacía cristiana y cualquier otra forma de intolerancia». Encontrar frases de este tipo en un informe oficial de la US Commission on Civil Rights [Comisión Estadounidense de Derechos Civiles] es, sin duda alguna, noticia.

Un informe sobre derechos civiles… ¡contra la libertad religiosa!

El glorioso instituto fundado en 1957 y dirigido por Martin Castro, nombrado personalmente por el presidente Barack Obama, ha publicado el 7 de septiembre un nuevo informe de 296 páginas con el título Coexistencia pacífica: reconciliar los principios de la no discriminación con las libertades civiles. Por esta frase se entiende muy bien cómo piensa llevar a cabo la Comisión esta obra de reconciliación: basta quitarles a las “personas religiosas” (léase cristianos) el derecho de disentir con palabras, obras u omisión de las leyes que imponen los derechos civiles.

Según Castro, «en el pasado, en nuestro país la religión fue utilizada para justificar la esclavitud. Ahora vemos que el argumento de la “libertad religiosa” está volviendo de nuevo a nuestro discurso político y constitucional con el propósito de minar los derechos de muchos americanos. Esta generación de americanos debe ponerse en pie y hacer oír su voz para asegurarse de que la religión ya no se utilice para negar a los otros la plena promesa de América».

Las conclusiones extremistas y laicistas de Castro están apoyadas por la totalidad de la Comisión, formada por ocho miembros, con excepción de dos comisarios, uno de ellos Gail Heriot, docente de Derecho en la Universidad de San Diego.

«La mayoría de la comisión», ha declarado, «ha cogido un tema complejo y ha intentado simplificarlo. Simplificarlo demasiado. No son demasiadas las cuestiones legales y constitucionales que se pueden resumir con el lenguaje “buenos contra malos”».

La Comisión ha ahondado en la historia de las religiones y en el modo como éstas deberían ser transmitidas a los fieles. Por un lado, «a lo largo de los siglos, doctrinas religiosas aceptadas en un determinado momento fueron consideradas, posteriormente, como discriminatorias; las religiones, en consecuencia, cambiaron»; por el otro, «una doctrina que distingue entre creencias (que deben ser protegidas) y conducta (que debería ser siempre conforme a la ley) es más justa y fácil de aplicar».

Por consiguiente los fieles, según la Comisión, deberían convertirse en esquizofrénicos y dividirse: por una parte estaría aquello en lo que creen, por la otra lo que hacen. Por ejemplo, «un derecho fundamental importante como la libertad de casarse no debería estar sometido a un credo religioso». La Iglesia católica no debería entrometerse.

Ésa es la línea de Hillary Clinton

La Comisión de derechos civiles depende del gobierno federal y, de hecho, refleja en todo y para todo el pensamiento de Obama, como demuestra el caso, que llegó hasta el Tribunal Supremo, de las religiosas que se negaron a pagar abortos o anticonceptivos a sus dependientes. La línea de Castro es también la de Hillary Clinton.

Como escribe William McGurn en un comentario en el Wall Street Journal, «la contribución de Castro es tan pésima que es incluso positiva. Porque confirma que el argumento progresista consiste en insultar a los americanos que tienen una idea distinta a la suya». Por este motivo, por ejemplo, Clinton declaró acerca del aborto que «los códigos culturales, los credos religiosos y los prejuicios estructurales profundamente enraizados deberán ser cambiados» [«Los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales», añadió.]

El cambio quizá se imponga a golpe de sentencias del Tribunal Supremo, como pasó con el matrimonio gay. Sin embargo, queda el hecho de que la libertad religiosa sigue estando protegida por la «primera enmienda». Pero según McGurn, con Hillary Clinton como presidenta de los Estados Unidos, pasará lo que ya sucede, «todos los que no estén de acuerdo» con la opinión mayoritaria «serán considerados no idóneos» para expresarse en «la arena pública». Clinton, de hecho, «está claramente de acuerdo con la lectura anticonstitucional y ahistórica de los derechos que hace Castro». En espera de saber quien ganará las elecciones, concluye, «es triste ver como la Comisión americana de derechos civiles borra el primer derecho civil contenido en la Carta de los derechos».

Traducción de Helena Faccia Serrano (diócesis de Alcalá de Henares).

La Iglesia y el imperio – Gustavo Irrazábal

Por el P. Gustavo Irrazábal

Agosto de 2016

IGLESIA Y DEMOCRACIA, SEGUNDA ENTREGA:
LA IGLESIA Y EL IMPERIO

Nota del Instituto Acton: con esta entrega continuamos una serie de capítulos fundamentales del libro “Iglesia y Democracia”, del P. Gustavo Irrazábal, para que el lector de esta página lo vaya viendo punto por punto y observando su importancia y actualidad. Comenzamos con los primeros capítulos donde se trata el tema de la des-sacralización del poder en la tradición judía. Seguir leyendo La Iglesia y el imperio – Gustavo Irrazábal

La Libertad Religiosa no prospera sin Libertad Económica – Jay Richards

Por Jay W. Richards

En los años recientes, la libertad religiosa en los Estados Unidos ha sido tratada por sus defensores como una forma especial de libertad diferente de, digamos, la libertad política o la libertad económica. Esta no es una estrategia viable a largo plazo para la protección de la libertad religiosa. Tanto la libertad económica como la religiosa tienden a existir juntas en las mismas sociedades; ambas están basadas en los mismos principios; tienden ellas a reforzarse una a la otra; y en el largo plazo podría decirse que se sostienen o caen juntas. Como resultado, cuando los cristianos renuncian a la libertad económica, sin darse cuenta de ello, renuncian también a su libertad religiosa. Seguir leyendo La Libertad Religiosa no prospera sin Libertad Económica – Jay Richards

La comunidad internacional no puede seguir muda e inerte ante la hostilidad contra los cristianos

15 de marzo de 2016

Fuente: AICA 

Roma (Italia) (AICA): “La hostilidad contra las minorías religiosas debería interpelar la conciencia de la comunidad internacional y sacudir del letargo a todos los que fueron designados para velar por el respeto de los derechos fundamentales, incluida la libertad religiosa y el derecho a la vida”, pidió monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, en su intervención, el pasado sábado 12 de marzo, en el Encuentro de Formación Misionera organizado por el Centro para la Cooperación Misionera entre las Iglesias de la diócesis de Roma, y cuyo tema era “Nuestra Iglesia es una Iglesia de mártires”. Seguir leyendo La comunidad internacional no puede seguir muda e inerte ante la hostilidad contra los cristianos